Posteado por: joseluisros | 24 mayo, 2008

Unidos contra el odio

Manos blancas

 

 Que detrito, que abominación, que asquerosidad, si me permiten la palabra, son la banda y las personas que pertenecen a ella, las que las apoyan y las que las consienten, las que no las combaten, ni pasiva ni activamente; en definitiva, que detrito, que abominación, que vómito moral es ETA.

Este triste movimiento tétrico dejó de descansar en algún fundamento racional, aunque está claro que el asesinato nunca está bien fundamentado, lo fundamentado es la vida, cuando otros planteamientos basados en la sinrazón dejaron de gobernar España. Desde entonces lo único que ha hecho ha sido cavar para agrandar el hoyo en el que se encuentra, cavar para alejarse cada vez más de la sociedad que le rodea (hasta ser su antípoda), de toda razón y justicia.

ETA ha vuelto a dar ejemplo hoy, ejemplo de barbarie, ejemplo de su espíritu despiadado, ejemplo de cobardía, ejemplo de lo que es. Lo peor de nuestra sociedad da ejemplo, nos demuestra a las claras que ya no vale sólo con confiar al Estado su combate, que hemos de colaborar, que hemos de ayudar a destruirla. Nosotros, toda la sociedad, hemos de expresar nuestro rechazo, porque no podemos consentir que esta situación continúe, hemos de unirnos contra el terrorismo, hemos de regenerar el estado social que se vivió hace doce años tras los asesinatos de Francisco Tomás y Valiente y de Miguel Ángel Blanco, ese “espíritu de Ermua”.

Reivindico desde aquí la unión de la sociedad contra el terrorismo, una unión que transcienda a los partidos políticos, para que sea realmente efectiva. La unión será la herramienta fundamental para su derrota, porque, evidentemente, ETA está rodeada, acorralada mejor dicho, por nosotros, por todos aquellos que deseamos con todas nuestras fuerzas que desaparezca para siempre. Todos nosotros conformamos el terreno que ETA encuentra en derredor de su hoyo, del agujero que ella misma se ha cavado. Para acabar con ella sólo tenemos que unirnos y echar dentro el fango que ha desplazado.

Exhibamos las manos bien altas, porque están blancas. Ellos las llevarán metidas en los bolsillos, cuando no empuñen un arma, porque las tienen manchadas de sangre.

 

ETA está herida de muerte, estoy seguro. Quizás su fin está delante de nosotros, tal vez se produzca ya mismo, y, cuando llegue, será la única muerte que sea digna de celebrar.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responses

  1. […] Unidos contra el odio mayo, 2008 3 […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías