Posteado por: joseluisros | 17 agosto, 2008

La incompetencia de Zapatero y la insolvencia de Solbes

           

 

 

         España está embarazada, por fin lo sabemos, y, además, ya tenemos nombre para la criatura, se llama crisis. Pero no se vayan a pensar ustedes que les ha sido fácil reconocer el embarazo a sus padres, Solbes y Zapatero: hace dos meses era “enormemente exagerado” para el primero, hace uno, “opinable” para el segundo. Tuvo que llegar el 24 de julio para que fuese anunciada la “buena nueva”.

 

         La historia de esta crisis económica ya se nos atraganta en la garganta por lo largo de su preámbulo y, sobre todo, por lo reiterativos que son sus narradores. El PIB es un buen indicador de ello, un buen indicador de los esfuerzos del Gobierno por intentar tapar la verdad, máxime antes de las elecciones. Los Presupuestos Generales de 2008 fueron presentados con una previsión de crecimiento del PIB del 3,3%, casi un delirio paradisíaco, para ser rebajada al 3,1% en diciembre, un poco tan sólo, ya que estábamos en camino de las elecciones generales. Mas, tras ellas, en abril se produjo una rebaja hasta el 2,3%, cifra que fue calificada por el propio Solbes de “realista”, y, hace pocos días, el 24 de julio, hasta el 1,6%, casi la mitad de lo estimado en primera instancia. Pero ya nadie se asusta de que “la crisis”, tan anunciada por los perturbadores de la patria y seguidores de la derecha radical, sea de verdad una crisis con todas sus letras.

 

 

        

          Aún así, todavía esos padres que se han puesto en evidencia a sí mismos siguen dando muestras reiteradas de cinismo e hipocresía. Una muestra bastante clara de ello son las declaraciones del Presidente Zapatero en la rueda de prensa que dio después del Consejo de Ministros extraordinario de este jueves, que le ha llevado a romper sus vacaciones estivales, en la que afirmó que “seguimos creciendo más que la zona euro y la UE y estamos mejor que nuestros socios europeos” o que “el Gobierno viene trabajando desde el primer día de la legislatura para recuperar el crecimiento”. Afirmaciones, ambas, ampliamente discutibles con numerosos argumentos.

 

         En primer lugar, es cierto evidentemente que la actual crisis económica y financiera se produce a nivel mundial, sólo algunos países emergentes parecen librarse y, aún estos, tienen que soportar altas tasas de inflación. También es cierto que tiene su epicentro en EEUU, pero no lo es menos que este terremoto económico ha actuado más en forma de huracán, ya que Estados Unidos, como si del centro del ojo se tratase o simplemente de una economía mejor preparada, está sufriendo menos las adversidades del ciclón que otras partes del mundo, como por ejemplo la Unión Europea, dónde casi todos sus países presentan recortes en sus variaciones porcentuales del PIB.

 

          Gracias a estos recortes se le llenaba la boca el otro día a nuestro Presidente al decir  eso de que “estamos mejor que nuestros socios europeos” y rápidamente en los informativos de casi todas las cadenas nos mostraban gráficos muy concluyentes de los crecimientos interanuales de los grandes países de la UE, Francia, Italia y Alemania, y después el del nuestro, todos negativos menos el español con un paupérrimo 0,1% de variación al alza, y todos nos fuimos convencidos de la evidencia. Sin embargo, resulta que dicha comparación es, por decirlo de alguna forma, prácticamente un “engañabobos”, porque se estaba realizando con países que crecían en 2007 a un ritmo mucho menor que España (1,3%, 1,8% y 2,5%, respectivamente), que lo hacía a un 4%. Si la analogía se hubiese realizado con países como Grecia, Bélgica u Holanda, países mucho más parecidos a España en sus posibilidades que los anteriores, aunque no en su volumen, habríamos obtenido unos resultados muy distintos: Grecia que crecía a un 4,1%, el porcentaje más parecido al nuestro de toda la UE, lo está haciendo a un 3,4%, Bélgica que presentaba un crecimiento del 2,9% lo está haciendo a un 2%, y Holanda que variaba su PIB al 2,6, lo hace ahora al 2,8. En definitiva, no estamos mejor que nuestros vecinos.

 

         No obstante, podemos seguir esgrimiendo datos en este sentido: la morosidad se ha duplicado en lo que llevamos de año, llegando a alcanzar una tasa del 1,459% y se espera que al final del año supere el 2%. La Encuesta de Población Activa (EPA) ha revelado que entre abril y junio 207.400 personas han recalado en las listas de parados, la cifra más contundente de la historia reciente de España en este periodo, que suele ser propicio para las contrataciones, lo que ha hecho que la tasa de desempleo se sitúe por encima del 10,4%, teniéndonos que remontar a finales de 2004 para encontrar una cifra igual. Y esto es aún más preocupante teniendo en cuenta que en el segundo trimestre de 2007 se alcanzaron las mejores cifras de toda la historia democrática de nuestro país, un 7, 95%. Además, las previsiones apuntan a que a finales de este año podríamos superar incluso la barrera del 13% de población parada.  Datos que chocan con las zapateriles declaraciones del Presidente de hace unos meses: “La peor previsión de paro que podamos tener por delante será siempre mejor que la que mejor tuvo el PP”. Ya hemos comprobado que no. Por último, aunque les garantizo que puedo seguir, el Índice de Confianza de los Consumidores (ICC-ICO) se ha desplomado en el segundo trimestre de este ejercicio hasta los 57,3 puntos, su marca más baja de los últimos años, con una variación más acusada en las expectativas que en la perspectiva de la actualidad, lo que quiere decir que los consumidores prevén un deterioro mayor al que están sufriendo en el presente.

 

         Con todos estos datos delante, no es de extrañar que los analistas internacionales no den crédito al optimismo del Gobierno y manifiesten una opinión sobre la situación que dista mucho de la del Ejecutivo. En esta línea van los principales periódicos extranjeros. El viernes 15 de este mes, The Wall Street Journal en su editorial sentenciaba que “el Gobierno socialista español ha estado viviendo de las reformas del anterior”, recientemente podíamos leer en las páginas de The New York Times: “España parece que va a sentir lo más duro del parón económico actual”, o, por último, el diario inglés The Economist apostillaba que España puede convertir a Europa en “la mayor víctima de las subprime”. Y, para los que no se fíen de las opiniones de diarios mediatizados y politizados, valgan las declaraciones de Guillermo Calvo profesor en la Universidad de Columbia de Nueva York: “la productividad no ha crecido significativamente, lo que hace que la economía española no sea muy dinámica y que la recesión pueda ser más profunda que en el resto de Europa y EEUU”.

 

         Pero el verdadero problema del Gobierno socialista no es la crisis en sí, sino su pésima gestión ante ella, su absoluta incompetencia y su falta de iniciativa e inventiva. Bueno, inventiva sí que a tenido y mucha, porque a nadie se le ocurriría una medida tan leonina como la de los cuatrocientos, la cual le ha costado al Estado la friolera de 6.000 millones de euros, que ha venido a socavar, junto con otras de cosecha zapatera, como el cheque bebé o las ayudas para la emancipación de los jóvenes, el excelente superávit del pasado año, unos 36.000 millones de euros. Gracias a esto, podemos escuchar declaraciones como las del director del Departamento de Europa del FMI, Alessandro Leipold, el cual no cree que España tenga margen para introducir medidas fiscales que reactiven la economía. ¿Entonces que pasa con las 24 famosas medidas de Zapatero? Pues que en los próximos Presupuestos no contarán con financiación, como ha reconocido el propio Gobierno, por lo que podemos augurar que no resolverán nada y afirmar que son meras medidas de cara a la galería.

 

         ¿Y el famoso pacto que suscribió el Gobierno con las patronales y los sindicatos? Ese pacto tenía como objetivo declarado reiteradamente obtener el compromiso de los agentes sociales para que se responsabilizaran en la contribución contra la crisis, sobre todo en el apartado de la inflación, unos con el control de sus sueldos y otros con el control de sus beneficios, pero resulta que ni unos ni otros, al parecer, están haciendo demasiados esfuerzos. Son muchos los analistas que avisan de “altas subidas” en los sueldos de determinados sectores y por la otra parte la falta de compromiso es evidente, aunque bien se sabe que pedir a las empresas que controlen voluntariamente sus beneficios es una demanda sin mucho sentido. Es más, dicha petición no parece que esté en consonancia con los actos del Gobierno, si tenemos en cuenta que las empresas que menos se están viendo afectadas por la crisis son las energéticas y las petrolíferas, que hace unos meses subió el precio de la luz y que actualmente ha bajado considerablemente el precio del barril de petróleo y se ha mantenido relativamente estable el de la gasolina sin que el Ejecutivo haya hecho nada para evitarlo.

 

         En fin, Zapatero ganó las últimas elecciones con holgada diferencia, pero la crisis y la gestión que está haciendo de la misma, sobre todo sus reiteradas mentiras y su falta de propuestas efectivas, están haciendo que dicha diferencia se estreche, y a buen seguro, como la situación no mejore de forma ostensible, asistiremos a un vuelco electoral, aunque en frente tenga a un rival tan poco rival como el del Partido Popular.

 
 
 

 

 

Anuncios

Responses

  1. Pasate por mi blog.
    http://satorreesbucada.blogspot.com/

  2. Enhorabuena por el magnífico resumen. Claro y riguroso.

  3. Excelente analisis, companero Jose Luis, con fina ironia y solido conocimiento. Es una pena que tu clarividencia sea algo tan dificil de encontrar hoy en dia en la Moncloa y tal vez tambien en el Parlamento. En fin, gracias por tu solido y necesario analisis. Ya ni las risas de Solves ocultan los rayos del sol, y habra que acabar llamando al pan pan y al vino vino.

  4. Enhorabuena José Luis, muy bueno tu artículo.

    Una de las declaraciones que cada vez que las ogio hacen que me ponga de los nervios son aquellas que dicen algo así como “estamos mejor que nuestros socios europeos” o “la nostra comunitat está preparada per a fer front a la crisis espanyola” Y A MI QUE!! digo yo

    Ahora sólo hacen que buscar la raiz del problema y los culpables de la situación en la que nos encontramos, que si las hipotecas de los EE.UU…. que si el modelo económico heredado del PP… COJONES!! SI HASTA MI HERMANA QUE ODIA LOS TEMAS ECONÓMICOS VEÍA QUE ALGO SE NOS PODRÍA VENIR ENCIMA… ¿QUE HAN HECHO PARA EVITARLO? Nada, ahora sólo se preocupan de correr cortinas humo, TIMOmedidas como las de 400 euros, las 40 medidas del sr. Sebastian, que si intervenir en el caso de MartinsaFadesa, …

    Lo peor: QUE SIGUEN SIN HACER NADA

    Un saludo desde Valencia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías