Posteado por: joseluisros | 23 septiembre, 2008

La histeria política del Caribe

 

 

        

 

         La llama de la arrogancia política, que suele ser la que prende, entre otras cosas, la hoguera del fuego bélico, está ardiendo en las últimas semanas con más fuerza en muchas partes del mundo. La crisis económica y las voces que cada vez más claman al ver empeorada su situación, están haciendo que en determinados países se esté buscando el estallido de otro tipo de crisis, la diplomática, como modo de desviar la atención pública y sacar de la agenda política esos asuntos, y, junto con ello, los dirigentes de muchos otros están aprovechando la coyuntura de excepción para actuar más impunemente.

         Los políticos son una rara habis que suele padecer la enfermedad de la hipocresía y la dolencia, agravada con el paso del tiempo y la sucesión de mandatos, de la prepotencia crónica. Los ejemplos no nos faltan y mi predilecto en estos tiempos es el Sr. Hugo Chávez. Un hombre que lleva ya diez años gobernando su tan amada patria bolivariana, pero que se está volviendo un personaje difícil de soportar. Un mandatario elegido de forma democrática, según los organismos de observación de la ONU, mas un mandatario con poco amor a la democracia (sólo tenemos que recordar que intentó un golpe de estado en 1992, que resultó fallido) y que está, por lo que nos dicen los organismos de derechos humanos, disminuyendo dichos derechos, amén de las libertades, como el de expresión o el de oposición, desde el golpe de estado del que su gobierno fue víctima en el 2002.

 

         A nadie se le ha de escapar que la salud y la estabilidad de la democracia en Venezuela es muy endeble, pero, aún así, este hombre está extralimitándose claramente en sus funciones de seguridad y, con argumentos poco creíbles, está protagonizando un movimiento para silenciar la oposición (igualmente poco afín a la democracia). La última  perla de Chávez ha sido expulsar al director en Latinoamérica de un organismo pro-derechos humanos, la Human Rights Watch (HRW), después de que éste presentase un informe en el que critica al Gobierno venezolano por no respetar suficientemente los derechos humanos y por contravenir la separación de poderes, dando el argumento de que estaban al servicio de los intereses de EE.UU., que utilizaban datos que no se correspondían con la realidad y que no condenaron el golpe de estado de 2002. Dicha asociación no sólo condenó dicho golpe, además hace pocos meses protagonizó un conflicto con Colombia (con quien Venezuela tuvo una crisis diplomática hace pocos meses por la incursión de las fuerzas armadas colombianas en territorio ecuatoriano), relativo al viaje que el candidato republicano John McCain realizó al país, por alertar a éste mediante una carta de la disminución de los derechos humanos durante el gobierno de Álvaro Uribe. Además, uno sólo tiene que entrar en su página web y pinchar en la sección de Estados Unidos para darse cuenta de la independencia de dicha ONG.

 

         Una vez más, ante todo el orbe, Hugo Chávez queda como un mentiroso y, además, si añadimos la desfachatez y la temeridad de sus declaraciones el otro día en Valencia (Venezuela), donde anunció la expulsión del embajador estadounidense, como forma de solidarizarse con el Gobierno de Morales, y donde acabó su iluminado discurso declarando: ¡Yanquis de mierda, váyanse al carajo cien veces!”; entonces queda como un líder, si se le puede llamar líder, barriobajero, prepotente y estúpido. O todo lo contrario, ya que es probable que al Simón Bolívar del siglo XXI le salgan más que bien todas sus manifestaciones, si sus tratos con Rusia y sus ofensas a casi todo el mundo no desembocan en un conflicto de otras características (aunque es difícil, gracias a que lo económico apremia y hace que sus insultos resbalen en el parqué bursátil), porque las próximas elecciones regionales se entrevén en el horizonte y este tipo de exhibiciones de poder pueden hacerle arañar (o al menos eso pensará) más de un voto.

 

         Lamentablemente, Hugo Chávez Frías a pasado progresivamente de ser un Presidente democrático, referente mundial de la izquierda, con manifestaciones paradigmáticas como la exhibición del libro de Noam Chomsky Hegemonía o supervivencia, a ser un Presidente exaltado y peligroso para el orden mundial y la paz, sustancialmente por sus desvaríos y sus alianzas con países que representan el despotismo y el autoritarismo más sangrante, convirtiéndose él mismo cada vez más en un integrante del grupo en cuestión. Un ejemplo inquietante de dicho proceso es la noticia que conocimos ayer del envío de una flota de barcos rusos al mar del Caribe para realizar maniobras de combate conjuntas con Venezuela. Sólo espero que la corriente política que ha engendrado dicha antítesis (como diría Marx), desaparezca del panorama político, como mínimo de su país más representativo, EEUU, para que así, aunque no se diluyan sus opositores en el otro polo de la política mundial, al menos, se relajen sus descarriadas posiciones y que los nuevos líderes que vengan el 4 de noviembre sepan lidiar mejor a los miuras revolucionarios.

 

         Hay dos partes en este rompecabezas geopolítico, ambas difícilmente controlables y ambas ampliamente peligrosas, la corriente neoconservadora y la neocomunista, son dos partes de una misma cosa y se necesitan para existir. Pero la última tiene más difícil ser la que desaparezca en primer término, ya que los procesos de elección y, por tanto, de sustitución de la clase política, tienen menos importancia en éstos que en los neoconservadores. Así que un golpe importante a los regímenes como el ruso se puede producir el próximo noviembre, cuando además de aminorarse la importancia de la corriente neoconservadora de forma real (lo que ya se ha producido de forma considerable en los últimos meses), se produzca una disminución de su importancia simbólica.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías