Posteado por: joseluisros | 8 mayo, 2009

Un PSOE roto (II)

 

Concejales transfugas

 

Hace ya tiempo que empezó la crisis del gobierno municipal de San Pedro del Pinatar y por ende del PSOE de la localidad, pero el culebrón político no ha terminado y sus protagonistas, lejos de amilanarse y poner paños fríos en las doloridas partes de sus adversarios, han recrudecido sus posturas, polarizado sus actitudes y provocado consecuencias más dramáticas y desagradables, desembocando todo ello en la disolución de la ejecutiva local e, incluso, según podíamos leer en los dos principales periódicos de La Región, en que la dirección regional del PSOE haya decidido desafiliar a todos los socialistas de San Pedro y designar a una gestora municipal que estará formada seguramente por las personas afines al Alcalde.

Alcalde de San Pedro del Pinatar

 Este es el final, por el momento, de las peleas internas de las dos facciones enfrentadas del Partido Socialista, una que se podría denominar “tradicional”, en la que se encuadraría al señor Molero, y otra “reformista”, que estaría capitaneada por el que fuera el flamante primer Alcalde socialista en San Pedro del Pinatar, pero que ahora pasa por su momento más bajo, tanto de apoyo institucional como ciudadano. Tengamos en cuenta que muchos electores que votaron al PSOE no eran socialistas propiamente dichos, sino personas de centro (incluso centro derecha), que estaban cansadas de Pedro José (el anterior Alcalde) y optaron por confiar su voto a una persona conocida que poseía una contrastada imagen de hombre trabajador, culto y honrado, pensando que cambiaría la penosa situación en la que estaba nuestro pueblo (no creo que lo haya hecho tanto desde entonces). Sin embargo, ahora muchas de esas personas ya no creen en la opción política que este señor y su equipo plantearon, principalmente, porque dicho equipo ya no existe, se ha dividido y fragmentado, y porque dicha opción se ve desvirtuada por las vergonzosas luchas de poder que ellos protagonizan.

            La luz no se ve en este negro túnel en el que se ha metido el PSOE, ni para ellos ni para el municipio, ya que al fin y al cabo mientras gobiernen sus problemas serán los nuestros (aunque lo contrario sea más difícil): los cuatro amotinados en el barco del Alcalde y del señor Saura, ya que José María tiene el total apoyo del jefazo regional, se pasan al mixto y dejan en una situación de debilidad manifiesta a los que fueran su líder y partido. Veremos a ver si los presupuestos, estando en minoría el PSOE, se aprueban, se reeditan o las mociones empiezan a aparecer como una opción más en el tapete político. No obstante, aunque pueda resultar a simple vista la moción de censura como una buena oportunidad para el PP de recuperar la alcaldía, yo opino que éste no la utilizará. Mis razones son dos: en primer lugar, si el PP recuperase la Alcaldía no conseguiría hacer frente de forma eficaz a los principales problemas que tiene el pueblo, por falta de ideas y de capital humano, con lo cual decepcionaría a parte de sus votantes y especialmente a los indecisos; en segundo lugar, el PP sabe que si José María aguanta en la Alcaldía la situación de ingobernabilidad se agravará y ellos llegarán a la siguiente cita electoral como los favoritos en un pueblo que por lo demás siempre ha sido mayoritariamente votante de los partidos de derecha. Por lo que aguantarán, poniendo como su principal objetivo gobernar ellos durante la próxima legislatura y no que se gobierne durante lo que queda de ésta.

Oposición Popular

            Pero sería, según mi punto de vista, una recompensa injusta para un Partido Popular demasiado confiado en elretorno de sus votos “fugados”. En este año y pico, casi dos, que llevamos de mandato socialista, la oposición en el mejor de los casos se podría tildar de gris. No ha hecho mucho ruido, no ha sido muy mediática, ni han impresionado mucho sus declaraciones, dando la impresión de que sus esfuerzos han ido encaminados hacia el no llamar mucho la atención, el no destacar. ¿Cuál es la razón? Que tienen absolutamente claro, como si estuviesen viéndolo delante de sus narices que van a ganar las próximas elecciones municipales hagan lo que hagan. Por eso dije, en el otro artículo que publiqué en mi blog, predecesor de éste que leen ustedes, que el principal perdedor de todos estos dislates socialistas no van a ser ni Molero ni el Alcalde, ni siquiera el PSOE, sino todo el pueblo. Un pueblo que se va a quedar casi irremediablemente sin la alternativa en la que creyó, ya que el partido que la planteó (el PSOE), igual que el que fue sustituido (el PP), se tendrá que conformar con ser alternancia (no alternativa). Así el PSOE, gracias a sus actos y salvo que se enmiende en ellos, tendrá que aceptar gobernar cuando los ciudadanos se vuelvan a cansar del caciquismo y la pasividad de los otros, y entonces quizá sepa hacerlo mejor, pero creo que caerá en el mismo error o en otros parecidos y girará la noria entre Guatemala y Guatepeor hasta que haya una alternativa de verdad.

 

Artículo publicado en el periódico local de San Pedro del Pinatar, “Pinatar Información”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías