Posteado por: joseluisros | 7 noviembre, 2012

La catalanoesquizofrenia: de la ciudadanía a la tribu, pasando por la pela

Estos días estamos asistiendo al episodio más álgido de una enfermedad colectiva en Cataluña, la catalanoesquizofrenia, que se manifiesta en lo cultural y en lo económico. En lo cultural, se está llevando a la sociedad catalana a una situación pre-romana. El concepto político más importante que nos dejó Roma, fue el de ciudadanía política, en contraposición a la identidad étnico-histórica que caracterizaba las comunidades, las tribus. En Roma no importaba tu procedencia cultural para ser ciudadano. Cataluña tira hoy en día en la dirección contraria a la que se mueve el mundo,  donde cada vez importan menos las lenguas, los acentos y los ancestros y todo el resto del equipaje cultural que uno lleva consigo.

Cataluña cae cada vez más en esta deriva absurda, nos alejamos de lo político y nos dirigimos a lo ancestral, lo pre-romano. Que uno hable catalán o no, que baile sardanas o no, que participe de cualquier práctica comunitaria cultural o no, no puede nunca definir al buen ciudadano o al ciudadano de primera, es ir en contra de los conceptos más básicos que sustentan la democracia. Y Mas va en esa senda.

Además, esta persecución maníaca de un mito social, como es la independencia, que excita mientras se tiene como anhelo, pero que, como todas las supuestas utopías sociales, una vez comenzadas, decepcionan, se está haciendo en base a un claro argumento, más potente que el cultural: el expolio por parte de España. Es el argumento que más ha convencido y desequilibrado la balanza a favor de la independencia.

Hace sólo dos años, según el barómetro autonómico del CIS, el apoyo a la independencia era irrisorio, una anécdota casi. La autodeterminación sólo era el principal problema para el 1,4% de la población (y ahora decide diputados a troche y moche), sólo apostaban por un modelo territorial en el que se pudiese declarar la independencia el 23,6% y del 26,6% que decía que el Estado de las Autonomías había fracasado, sólo el 4,2 decía que por falta de independencia, mientras era un 3,8 el que afirmaba que por “ruptura de España” y un 12,1 por “fomentar los separatismos”.

Es más que evidente que el principal argumento que ha motivado las ganas de independencia es el económico: mejor gestión de los recursos, mayor autonomía de gasto, ninguna pérdida de recursos hacia otras comunidades y desembarazarse de la mala imagen que el resto de España les aporta en los mercados: ésos son sus argumentos. Como demuestra la última encuesta de El Periódico del 4 de noviembre, que baja el apoyo a la independencia del 50,9 al 40,1%, en caso de que ésta se produzca fuera de la Unión Europea. Pero en realidad es que se han terminado las vacas gordas del nacionalismo de la época de Zapatero.

Hay mucho trabajo detrás de estos datos, mucho trabajo por parte de los irresponsables políticos catalanes alentando una cortina de humo que no ha levantado ni ahora ni sólo CIU, que lleva velada mucho tiempo y que se ha visto clara en cuestiones como el grave problema de autopistas de Cataluña. “La culpa es de Madrid”, no es que ellos despilfarren más que ninguna otra comunidad, que va…

Pero la cosa está clara, Cataluña no tiene futuro ni económico ni político fuera de España y el resto de España sin Cataluña se quedaría desmembrado. No hay que ir contra los tiempos, ni contra la única cultura válida a la hora de decidir sobre la organización política, la de las ideas y el pensamiento político de la contemporaneidad. Pero las vacas flacas apremian a CIU, la mal gestión también, y, o recurre al pasado, a lo étnico y a lo cultural, o en el presente no tiene escapatoria. Lo peor es que hay un Presidente de Comunidad que sólo quiere ganar el 25 de noviembre y, si ganar por ganar ya es de por sí malo, cuando el fin justifica los medios, el resultado es la catalanoesquizofrenia que vivimos. Por eso, yo también digo alto y claro: ¡estoy “CONTRA LA INDEPENDENCIA”!

Anuncios

Responses

  1. Soy un compañero de partido de Tarragona y estoy de acuerdo con tu planteamiento. Cataluña es una comunidad, región, o como se le quiera llamar, muy compleja. Desde aquí parece que estamos inmersos en una corriente que nos lleva a una independencia tarde o temprano. Nosotros que tenemos una idea muy clara de lo que queremos, lo que pensamos y lo que creemos que es mejor por el bien común, debemos empezar a plantearnos que estaremos ante un escenario claramente soberanista. En Cataluña se ha dejado de ver como una utopía para verse como algo posible. No sólo son aquellos Catalanes de pro (como dices tu buenos ciudadanos catalanoparlantes, castellers…) sino que también muchos colectivos inmigrantes de otras regiones de España de segunda o tercera generación, inmigrantes de países magrebis e inmigrantes sudamericanos cada vez más apoyan y hoy votarían a favor de la independencia. La razón es un sistema forjado durante años a nivel educativo, económico, sociocultural, etc que manipula vilmente a una sociedad claramente adiestrada. La historia valorara el momento histórico que estamos viviendo en Cataluña y será comparada con sistemas sectarios y autoritarios sin ninguna duda.

    Pero creo que nosotros estamos cometiendo un error. No estamos teniendo en cuenta que el nacionalismo catalán, no sólo se apoya en razones económicas o culturales, sino que hay un factor muy importante y es el que a mi modo de ver les va a llevar a la independencia que es el sentimiento. La independencia no surge de la razón, nace del corazón de millones de catalanes. Y hay es muy difícil atacar. El nacionalismo catalán ha conseguido instaurar en la sociedad catalán un sentimiento. Ese es el gran triunfo. Y encima ahora esta apoyado por la coyuntura actual.

    Podríamos hablar largo y tendido, o llenar paginas con muchos argumentos en contra de la independencia y de denuncias de lo que aquí ocurre. Pero como partido creo que tenemos que decir algo más que que estamos en contra de la independencia. Tenemos que ofrecer alternativas a la reestructuración territorial teniendo en cuenta este sentimiento catalán. Por que amigo mio, mucho a mi pesar, esto creo que es imparable. Podemos buscar causas y nos saldrían miles, pero eso no cambiaría la situación.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías