Posteado por: joseluisros | 21 octubre, 2013

La prevaricación del Tribunal Europeo de Derechos Humanos con la “doctrina Parot”

Inés del Río, asesina

Este tribunal político, al modo del Tribunal Constitucional, ha dictado su sentencia en contra de la “doctrina Parot”, que debe su nombre a la sentencia del Tribunal Supremo en el caso de Henri Parot, 197/2006. En primer lugar, conviene explicar brevemente en qué consiste dicha cláusula penal: el Código Penal franquista desde 1944, en parte por la vertiente paternalista del régimen, o la imagen que de ello pretendía trasladar, introdujo para los delitos comunes la reducción o redención de penas por trabajo, que se mantuvo en la reforma del 73, siendo la reducción de 1 día por cada 2. De esa forma, penas de 30 años quedaban en 20. Al ser la pena máxima la de las tres décadas, 20 eran, por tanto, el número máximo de años a cumplir en prisión, fuese cual fuese el delito o delitos cometidos y su gravedad.

Desde luego, esta legislación penitenciaria es una auténtica aberración, pero una aberración que no se cambia hasta 1995, y que en 2006 genera la famosa sentencia contra Parot que había cometido 11 asesinatos e iba a salir en libertad habiendo cumplido tan sólo 16 años de prisión. ¿Qué viene a decir ésta? Que las reducciones o redenciones de pena se apliquen sobre el cómputo global de la pena, no sobre el número máximo de años a cumplir en presión, para que lo que a simple vista sería una cadena perpetua, por ejemplo 500 años de prisión, no se transformase en 30 años como tope de pena, 20 por reducción y libertad provisional unos años antes si hay buen comportamiento. Y se ha aplicado, por ejemplo, a casos como el de la etarra que recurrió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Inés del Río, condenada a la friolera de 3.828 años, por actos terroristas entre los que se incluyen 24 asesinados. Según la sentencia del Tribunal, a esta cruel asesina le van a salir a unos 11 meses de prisión cada muerte.

Sede del Tribunal Europeo de Derechos Humanos

La sentencia atenta a todas luces contra un principio básico del Estado de Derecho: la proporcionalidad. No puede pasar el mismo tiempo en prisión una persona que ha matado a dos personas que otra que ha matado a 200. Es una aberración. Pues bien, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ahora dice que es inválida la doctrina e invita a su anulación, dejando casi en la calle a 130 terroristas y 15 delincuentes peligrosos, entre ellos violadores y asesinos en serie. Este tribunal emite una resolución injusta a sabiendas y eso es prevaricación en España y en Estrasburgo. El problema, como siempre, como también nos sucede en España con el Tribunal Constitucional, es que la prevaricación de un Tribunal de esta entidad no se puede evaluar y determinar jurídicamente, o muy difícilmente, pero sí política y moralmente. En ese sentido, no cabe duda de que el Estado de Derecho, y por ende la democracia, han perdido con esta injusta sentencia.

Anuncios

Responses

  1. Siento discrepar, mas bien lo que habrá que hacer es cambiar el código penal y si me apuras hasta la CE, pero de un día para otro y según para que casos, no se puede cambiar la interpretación.Que se cambie lo que se tenga que cambiar y para adelante y nos evitaremos que esta gentuza pueda salir a la calle a vivir la vida que quitó a otros inocentes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías